Adaptándonos a la nueva normalidad.

Mucha gente pregunta qué pasa con el proyecto que con tanta ilusión y fuerzas lanzamos hace unos meses, no está abandonado, ni mucho menos. 

En estos momentos es complicado mantener la distancia social adecuada para el manejo de las herramientas como la silla Joëlette o la barra direccional, eso añadido al problema de la utilización de la mascarilla en momentos de fuerte esfuerzo físico y unido al calor. Por todo esto, ahora solo estamos haciendo pequeñas salidas de prueba y planificando el futuro con toda la seguridad necesaria. Nos gusta la naturaleza, pero ante todo está la seguridad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.